domingo, 6 de agosto de 2017

Domingo, 6 de Agosto 2017


Domingo, 6 de Agosto 2017

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR, CICLO A
MATEO 17:1-9
Amigos, hoy celebramos la Transfiguación del Señor. Quisiera ubicar este evento e historia claramente dentro de un marco Bíblico y Judío. La Transfiguración tiene lugar en una montaña, y esto la posiciona inmediatamente en relación con el Antiguo Testamento. La ley fue entregada a Moisés en el Monte Sinaí, y Elías desafía a los sacerdotes de Baal en el Monte Carmelo. Las montañas son lugares de encuentro con Dios.

Por eso, en el Nuevo Testamento, Jesús entrega su ley en una montaña: el Sermón de la Montaña; muere en el Monte Calvario, y en un momento culminante de su vida pública, trae tres de sus discípulos a la cima de la una montaña - y allí se transfigura delante de ellos.

Lo que se enfatiza aquí especialmente es el modo en el cual Jesús representa la culminación de la revelación del Antiguo Testamento, económicamente simbolizada por las dos figuras con quien Él conversa: Moisés, representando a la ley, y Elías, representando a los profetas. Cuando un Judío de la época de Jesús quería hablar de las Escrituras usaba claves: la ley y los profetas. Entonces al hablar con Moisés y con Elías, en la gloria de la transfiguración, Jesús señala que los trae para su propia realización y cumplimiento.

Jesús vió esto en el arresto de Juan. Esta gran figura nacional, profeta de Israel, fue arrestado y eventualmente asesinado por los enemigos de Dios - y lo tomó como una señal para que su propio trabajo Mesiánico comenzara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario