martes, 4 de julio de 2017

La advocación mariana que casi pasa al olvido


Fue confundida con Nuestra Señora de Copacabana, pero la fundadora de Córdoba era otra...

La mediterránea ciudad de Córdoba en la Argentina, rica en historia civil y eclesial, contó como primera patrona a la Virgen María en una advocación que por mucho tiempo fue confundida con otra.
Fundada el 6 de julio de 1573 por Jerónimo Luis de Cabrera, un incansable fundador de ciudades americanas español, Córdoba es desde entonces uno de los más importantes epicentros de la vida religiosa argentina.
Cuenta la historia que para la fundación de la ciudad, nombrada así en honor a la suegra de Cabrera oriunda de Córdoba (España), Cabrera llevó una imagen de la Virgen de la Peña de Francia, advocación venerada en el santuario dominico ubicado en la cima de la Peña de Francia (Salamanca, España). El fundador la designó titular de la Iglesia Matriz, que luego sería la Iglesia catedral de Córdoba.

Por su tez morena, la imagen de 60 centímetros fue confundida los siguientes años con la de Nuestra Señora de Copacabana. Esta popular advocación mariana nacía por aquellos años, también por impulso dominico, pero por tierras bolivianas. Incluso al Noroeste de la provincia existe una localidad nombrada en honor a Nuestra Señora de Copacabana.
Con el tiempo, la imagen de María con su bello manto celeste, que muchos confundían de advocación, fue quedando relegada. Incluso su lugar fue tomado en la catedral por otra advocación mariana, Nuestra Señora de las Nieves.
El cuidado de la histórica imagen de Nuestra Señora de la Peña de Francia, fundadora de Córdoba, pasó a estar a cargo de una familia. Hasta que hace muy pocos años, se volvió a exponer en público, tras la donación de la familia, en la catedral de Córdoba.
En Córdoba nació y vivió el primer santo argentino no mártir, san José Gabriel Brochero, el Cura Brochero. También la beata María Tránsito de Jesús Sacramentado, y la próximamente beatificada Madre Catalina María. En sus tierras habitaron algunos de los referentes religiosos y políticos más importantes de la historia argentina, como su obispo fray Mamerto Esquiú, orador de la Constitución Nacional, hoy en vías de beatificación. Y durante un período, el padre jesuita Jorge Bergoglio. Hoy gran parte de las órdenes y congregaciones religiosas confluyen desde hace años en Córdoba para la formación de sus religiosos.
Pero antes de que la Iglesia en Córdoba recorra ese rico camino, tuvo una primera fundadora, que después de años de olvido va recuperando su debido lugar en esta ilustre comunidad: Nuestra Señora de la Peña de Francia.

arzobispadocba.org.ar


No hay comentarios:

Publicar un comentario