miércoles, 5 de julio de 2017

EN MANOS DE…

medic
Cada tanto aparece en algunos medios la noticia de un equipo médico que reza previo a una intervención complicada, de gente de ciencia que cree y entrega su trabajo a Dios y tantas cosas similares, pero ser testigo y parte te emociona a las lágrimas y te hace sentir a Dios presente en tu vida.
En esta ciudad donde cada vez es más fácil encontrar médicos dispuestos a practicar y defender el aborto y tantas otras prácticas médicas contrarias a la fe, donde en más de una oportunidad te sentís tratado como un simple número con signos $ de pronto encontrar personal que se comporta de otra forma es digno de elogio, merece un reconocimiento, pero que solo por ahora, prefiero dejarle a Dios (Él sabe la razón) y paga mucho mejor y con creces.
¿A que voy con esto? Simplemente quería contar que:
Cuando el camillero te entrega al quirófano con una bendición y todos en el quirófano se unen a tu oración del Santo Rosario, sabes que estás en buenas manos, que estás en “Manos de Dios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario