jueves, 1 de junio de 2017

Jueves, 1 de Junio 2017



Jueves, 1 de Junio 2017

MEMORIA DE SAN JUSTINO, MÁRTIR, AÑO I
JUAN 17:20-26
Amigos, en el Evangelio de hoy Jesús ora por nuestra unidad con Él y para que nosotros estemos inmersos en el amor de Dios: “Les di a conocer tu Nombre, y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me amaste esté en ellos, y yo también esté en ellos.”

No somos simplemente suplicantes o penitentes llamando a un Dios desde afuera, sino hijos e hijas llamándolo desde dentro. Dios tanto amó al mundo que envió a su único Hijo, aún a los confines de la desolación, aún hasta llevar los pecados y la muerte, hasta a los rincones más oscuros de la experiencia humana, todo ello para encontrarnos.

Pero el Misterio Pascual es inteligible solamente a la luz de la doctrina de la Trinidad. Este acrobático acto de amor es posible solo si hay, en la propia esencia de Dios, alguien que envía y otro que puede ser enviado. Sólo si hay un Padre y un Hijo. El Padre y el Hijo están unidos en el amor, y este mismo amor es en sí mismo la vida divina. Y por ello hay un Espíritu, co-igual al Padre y al Hijo, que es el amor compartido entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario