domingo, 11 de junio de 2017

Domingo, 11 de Junio 2017


Domingo, 11 de Junio 2017

SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD, CICLO A
JUAN 3:16-18
Amigos, en este domingo de la Trinidad el Evangelio nos cuenta que el Padre envió a su Hijo a salvar al mundo. Quiero hacer notar el hecho que la Trinidad es invocada por nosotros cada vez que hacemos el signo de la cruz. No es accidente que la cruz y la Trinidad estén juntas. Porque la cruz es el momento donde la unidad de las tres personas divinas está mas vividamente expuesta.

El Padre envió al Hijo totalmente hacia adentro del tiempo, la historia, y la condición humana. Pero luego el Padre lo envió más allá, dentro de nuestra disfuncionalidad y pecado, y finalmente hasta el fondo del odio, la violencia, el rechazo, y la misma muerte.

Porque habría el Padre hecho una cosa tan terrible ? Por amor. Él quería llevar la vida divina hasta los lugares más oscuros. Él quería buscarnos y encontrarnos. Pero noten, por favor, que lo que mantiene al Hijo atado al Padre, aún en su viaje al fondo de la condición humana, no es otro que el Espíritu Santo, el amor entre el Padre y el Hijo. Y esta es precisamente la razón por la cual somos salvados en el Espíritu Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario