lunes, 5 de junio de 2017

DIOS PADRE DE CÓMO SE MUEVE LA VELA EN EL SANTÍSIMO


Habla Dios Padre:

Hija mía hoy quiero enseñarte algo:

 


¿Viste cuando miras mi vela en tu santuario o en el santísimo?

Quiero que aprendas lo siguiente:

1) Cuando su llamita está quieta: significa “adoración”, “contemplación”, “meditación”, “presencia”, “acogida”, “bienvenida”, “recepción”

2) Cuando comienza a titilar desde el medio hacia la punta en forma oscilante, significa “Dios está aquí”, “bendiciéndote”, “abrazándote”, “escuchándote”, “consolándote”, “mirándote”.

3) Cuando la llamita se mueve como girando alrededor de su eje: significa que la fuerza del Espíritu Santo te envuelve y te da la fortaleza que necesitas, el amor, la paz, la gracia pedida. Es un amor envolvente que te eleva, te inunda, hasta te hace sentir que solo habito yo. El calor de tu cuerpo, te quema, transpiras y tu pecho se ensancha de amor por mí.

Eso soy yo, hija mía. Así me tienes. Así de simple. Así de entregado y nadie lo ve.
Nadie contempla eso.

Me encanta que tú repares en estas cosas.

Hija mía anúnciales estas cosas para que puedan seguirme. Que no saquen su mirada de mi luz en el sagrario. Es allí donde deben mirar hoy.

YO soy la luz. “YO SOY LA LUZ”. Que no se olviden de eso.

“YO SOY LA LUZ”. “YO SOY LA LUZ”

Sin mi nada pueden.
Por favor, recuérdales.

Dice la Santísima Madre……La paz del Señor te cuide y te guarde…Tu estás en mí, como yo estoy en ti.
La paz de Dios reine en sus corazones
Amén. Amén. Aleluya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario