domingo, 7 de mayo de 2017

Que sean siempre misericordiosos, siempre”: ordenacion de 10 sacerdotes

El Papa llama a una vida coherente
Misa en San Pedro, 07/05/2017, CTV
Misa En San Pedro, 07/05/2017, CTV
El Papa Francisco presidió la Misa de ordenación presbiteral de diez sacerdotes entre 26 y 38 años – 6 para la diócesis de Roma -, este domingo 7 de mayo de 2017, a las 9.15, en la basílica de San Pedro: siete de Italia, uno de México, uno de Perú y uno de Azerbaiyán.
Este domingo era el IV domingo de Pascua, conocido como del “Buen Pastor”, y la 54º Jornada Mundial de oración por las vocaciones. Concelebraron con el Papa el Cardenal Vicario Agostino Vallini y el Vicegerente Filippo Iannone.

El Papa instió en el perdón de los pecados: « Por favor, les pido en el nombre de Cristo y de la Iglesia que sean siempre misericordiosos. Siempre. Que no carguen sobre los hombros de los fieles pesos que no pueden llevar. Ni siquiera vosotros mismos. Jesús reprendió a aquellos, estos doctores, y los llamó “hipócritas”. »
Por el contrario, el Papa subrayó la coherencia necesaria en la vida del sacerdote: “Que la fragancia de sus vidas sea alegría y apoyo a los fieles, porque la palabra sin el ejemplo de la vida no sirve. Mejor ir hacia atrás. La doble vida es una enfermedad fea en la Iglesia.”
El Papa subrayó que “un sacerdote que estudió mucho de teología, que tiene uno, dos, tres títulos, pero no ha aprendido a llevar la cruz de Cristo, no sirve. Será un buen académico, un buen profesor, pero no un sacerdote.”
El Papa pidió también que no hagan homilías “muy elaboradas”, sino que hablen “sencillamente” a la gente.
Entre las tareas del ministerio de los sacerdotes, el Papa recomendó una “tal vez aburrida y dolorosa” es decir de “visitar a los enfermos”. “Háganlo ustedes mismo, alentó. Sí, esta bien que los laicos lo hacen, los diáconos, pero no se cansan de tocar la carne de Cristo sufriente en los enfermos. Esto le santifica y se le acerca a Cristo.”
Otras dos recomendaciones. En primer lugar, ser alegres: « Alegres, instó el Papa, no tristes. Alegres. Con la alegría de servir a Cristo incluso en medio de sufrimientos, de incomprensiónes, de sus propios pecados. »
Y, siguiendo el ejemplo del Buen Pastor “que no vino para ser servido, sino para servir”, el Papa les instó a servir: “Por favor, no ser “señores”, no seas clérigos de estado, pero pastores: pastores del Pueblo de Dios.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario