miércoles, 24 de mayo de 2017

BAUTISMO: POR QUÉ NO DEBES LLEVAR AL BEBÉ VESTIDO DE BLANCO DESDE CASA

Posted: 23 May 2017 03:03 PM PDT
Para muchos padres que llevan a su bebé a bautizar, el primer reflejo es traerlo ya de blanco antes del sacramento, pero mejor así no

Creyendo hacer bien, muchos padres llegan a la iglesia el día del bautismo con un bebé vestido todo de blanco ya desde casa. Es una pena porque la vestidura blanca tiene un significado, y el momento de colocarla es inmediatamente después del rito del agua.

La ceremonia del bautismo, que marca la entrada en la gran familia de los cristianos, se desarrolla en cuatro tiempos que corresponden cada uno a un símbolo: el agua, el santo crisma, la vestidura blanca y la luz.

El blanco es símbolo de la pureza, de la inocencia, y marca la entrada en una vida nueva, una vida de bautizado. También es el color del alba de los sacerdotes. A partir de su bautismo, el niño está invitado, a lo largo de toda su existencia, a dar testimonio de la vida de hijo de Dios.

¿Cuándo poner la vestidura blanca?

La vestidura blanca marca el paso a un nuevo estado, no debe ponerse antes de la ceremonia. Quien escribe este artículo propone que el niño vaya a la iglesia vestido normalmente de fiesta. ¿Por qué no ponerle vestidos de colores vivos? Así el paso a la vestidura blanca será más visible y significativo…

Eso sí, los padres deberán traer de casa un vestidito, túnica o incluso una simple capita blanca para colocar encima cuando la liturgia lo indique. En algunos lugares podría ser costumbre que la parroquia ofrezca una capita con caperuza blanca, pero lo habitual es que sean los padres los que traigan la prenda blanca, igual que el cirio.

¿Entonces qué vestido blanco escoger?

El vestido blanco se coloca durante la ceremonia. Puede ser un vestido de bautismo tradicional, con algún adorno, que han llevado varias generaciones, aunque atención a la talla porque antes se bautizaba a los bebés muy pequeños.

En el caso de un vestido demasiado pequeño, se le puede colocar sencillamente sobre el niño y fijarlo con cuidado a su ropa. O se puede optar por un vestido nuevo o incluso una capa o un simple chaleco blanco. No importa tanto el tipo de ropa como que sea blanca.

Normalmente, la madre, ayudada por la madrina, viste al niño en el momento preciso durante la ceremonia, así que mejor ser prácticos: eviten los vestidos demasiado complicados de colocar.

Por Amélie Hillairet

Aleteia Francés

No hay comentarios:

Publicar un comentario