sábado, 1 de abril de 2017



Sábado, abril 1, 2017

DÍA 32 DE CUARESMA
JUAN 7: 40-53
Amigos, el Evangelio de hoy nos presenta las diferentes reacciones que despertaba el mensaje de Jesús entre la gente. ¿Qué dice al predicar? "Arrepiéntanse, pues el reino de los cielos está cerca". No simplifiquemos este mensaje al grado de sonar demasiado abstracto espiritualmente hablando, como si sólo se nos instara a ser mejores personas, más generosos y más gentiles. Su doctrina es mucho más que eso. Se trata de una parte esencial de su vocación mesiánica.

En otras palabras, lo que decía era semejante a esto: un nuevo orden estaba por irrumpir en Israel, las tribus volverían a unirse y Yahvé sería su rey. Por lo tanto, esto implicaba ajustar sus vidas, su visión y sus expectativas. Debían empezar a vivir ya desde ahora como miembros de este nuevo reino.


Los israelitas sabían que una de las principales tareas del Mesías sería lidiar con los enemigos de Israel, acabando definitivamente con los poderes que se oponían a los propósitos creativos de Dios. Esto incluía a muchos opresores políticos y charlatanes religiosos, así como aquellos fariseos absortos en sí mismos —siendo que Jesús lidió con todos ellos y los confrontó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario