domingo, 30 de abril de 2017

¡Fátima es una preparación de Medjugorje!


«El 13 de mayo festejaremos el 100º aniversario de la primera aparición de la Virgen María en Fátima. Tenemos por lo tanto todo un mes para hacer de este acontecimiento una verdadera fiesta. ¿Pero de qué manera? Primero releyendo los mensajes dados por la Virgen a los tres videntes. Es indispensable si queremos dejarnos educar por la Virgen. Efectivamente aquellas apariciones son una iniciativa divina de importancia primordial que proyectan una luz extraordinaria sobre el desenlace final del combate actual y que nos colma de esperanza. “Al final mi Corazón Inmaculado triunfará” le dijo a los pastorcitos, Lucía, Francisco y Jacinta, el 13 de julio de 1917. ¡Qué maravillosa profecía! Para que el festejo sea completo, podemos consagrarnos o reconsagrarnos a su Corazón Inmaculado y responder a cada uno de sus pedidos. Si éstos hubieran sido tomados en cuenta millones de muertes y otros tantos males se habrían evitado.


¿Cuál es el vínculo de Fátima con Medjugorje? Según san Juan Pablo II, “Medjugorje es la continuación y la realización de Fátima” (Ver PS 2). En efecto, las seis apariciones de Fátima dan al mundo un programa a seguir para poner fin a la guerra de 1914/18 y gozar finalmente de un verdadero tiempo de paz, desafío por cierto de extremada actualidad hoy en día. En Medjugorje, no sólo la Gospa repite los mismos pedidos para obtener la paz (Oración del Santo Rosario, penitencia, consagración, etc.), sino que también propone algo excepcional: formarnos cotidianamente a lo largo de los años para hacer de nosotros los “apóstoles de su amor”. En síntesis, podemos decir que Medjugorje es Fátima llevada a la acción. Y, como la Reina de la Paz lo ha expresado con tanta frecuencia, cuenta con cada uno de nosotros para ayudarla a realizar su plan.

Sobre este punto quisiera compartirles un pequeño testimonio personal: En 1989, durante mi segunda peregrinación a Medjugorje, el siguiente mensaje me llegó particularmente: “Queridos hijos cada uno de ustedes es importante para mí, tengo necesidad de ustedes. Sin ustedes no puedo ayudar al mundo”. ¡Esto me conmocionó! Sabía que nosotros teníamos necesidad de ella, pero nunca había pensado que ella pudiera necesitar de nosotros. De inmediato le respondí: “¡Si me necesitas, aquí estoy!” Resultado: rápidamente me contrató; ¡y todavía aquí me tienen!

Este llamado tan urgente se dirige a todos sus hijos y a cada uno de nosotros en particular sin excepción alguna. Ya sea que uno esté clavado a una cama en un hospital o gozando de buena salud, sea joven o anciano, rico o pobre, casado o soltero, la Gospa aguarda nuestro “sí” total para hacer de nosotros sus colaboradores, mejor aún, sus apóstoles. ¡No duden en dárselo porque nadie ha tenido que lamentar haberse entregado sin reservas a María! Con esta corona de tantos “SÍ”, el triunfo de su Corazón Inmaculado sobre las tinieblas que nos rodean, su deseo más profundo anunciado en Fátima, se apresurará sobremanera.»

© Children of Medjugorje del mes de abril de 2017

Sor Emmanuel

No hay comentarios:

Publicar un comentario