domingo, 16 de abril de 2017

EXPLICA JIMMY AKIN 7 cosas que debes saber sobre el Domingo de Pascua

7 cosas que debes saber sobre el Domingo de Pascua
El gran día finalmente ha llegado: Pascua, el día más importante del calendario cristiano. Más importante aún que la Navidad.
(JimmyAkin.com/InfoCatólica) El gran día finalmente ha llegado: Pascua, el día más importante del calendario cristiano. Más importante aún que la Navidad.
¿Qué pasó en este día?
¿Fue la resurrección de Jesús un acontecimiento histórico real?
¿Cómo celebra la Iglesia este día?
¿Es la Pascua una fiesta pagana?
Aquí hay 8 cosas que debes saber sobre el domingo de Pascua.

1. ¿Qué pasó en Pascua?

Entre otras cosas:
Las mujeres fueron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús.
Vieron ángeles que les dijeron que no estaba allí.
Fueron a decirles a los apóstoles, que inicialmente no les creían.
Pedro y el discípulo amado corrieron a ver la tumba y la encontraron vacía.
María Magdalena, en particular, tuvo un encuentro con el Cristo resucitado.
Lo mismo hicieron los discípulos en el camino a Emaús.
Pedro también lo hizo.
Así hicieron todos los apóstoles, excepto Tomás (que tendría un encuentro posterior).
¡Jesús había resucitado de entre los muertos!
Para leer sobre los eventos en el Nuevo Testamento, puedes consultar: Mateo 28, 1-15; Marcos 16, 1-20; Lucas 24, 1-49; Juan 20; 1-31.

2. ¿Fue la Resurrección de Jesús un acontecimiento real, histórico o algo más?

El Catecismo de la Iglesia Católica explica:
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento.
Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: «Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: »(1 Co 15, 3-4).
El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).

3. ¿Cuál es el significado de la tumba vacía?

El Catecismo de la Iglesia Católica explica:
640 «¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado» (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15).
A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección.
Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). «El discípulo que Jesús amaba» (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir «las vendas en el suelo»(Jn 20, 6) «vio y creyó» (Jn 20, 8).
Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).

4. ¿Qué significado tienen las apariciones posteriores a la Resurrección de Cristo?

El Catecismo de la Iglesia Católica explica:
641 María Magdalena y las santas mujeres, que iban a embalsamar el cuerpo de Jesús (cf. Mc 16,1; Lc 24, 1) enterrado a prisa en la tarde del Viernes Santo por la llegada del Sábado (cf. Jn 19, 31. 42) fueron las primeras en encontrar al Resucitado (cf. Mt 28, 9-10; Jn 20, 11-18).
 Así las mujeres fueron las primeras mensajeras de la Resurrección de Cristo para los propios Apóstoles (cf. Lc 24, 9-10).  Jesús se apareció en seguida a ellos, primero a Pedro, después a los Doce (cf. 1 Co 15, 5). Pedro, llamado a confirmar en la fe a sus hermanos (cf. Lc 22, 31-32), ve por tanto al Resucitado antes que los demás y sobre su testimonio es sobre el que la comunidad exclama: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!» (Lc 24, 34).
642 Todo lo que sucedió en estas jornadas pascuales compromete a cada uno de los Apóstoles —y a Pedro en particular— en la construcción de la era nueva que comenzó en la mañana de Pascua.
Como testigos del Resucitado, los Apóstoles son las piedras de fundación de su Iglesia. La fe de la primera comunidad de creyentes se funda en el testimonio de hombres concretos, conocidos de los cristianos y de los que la mayor parte aún vivían  entre ellos.
Estos «testigos de la Resurrección de Cristo» (cf. Hch 1, 22) son ante todo Pedro y los Doce, pero no solamente ellos: Pablo habla claramente de más de quinientas personas a las que se apareció Jesús en una sola vez, además de Santiago y de todos los Apóstoles (cf. 1 Co 15, 4-8).
643 Ante estos testimonios es imposible interpretar la Resurrección de Cristo fuera del orden físico, y no reconocerlo como un hecho histórico.

5. ¿Qué significado tiene la resurrección de Cristo para nosotros?

El Catecismo de la Iglesia Católica explica:
651 «Si no resucitó Cristo, vana es nuestra predicación, vana también vuestra fe» (1 Co 15, 14).
 La Resurrección constituye ante todo la confirmación de todo lo que Cristo hizo y enseñó.
 Todas las verdades, incluso las más inaccesibles al espíritu humano, encuentran su justificación si Cristo, al resucitar, ha dado la prueba definitiva de su autoridad divina según lo había prometido.
658 Cristo, «el primogénito de entre los muertos» (Col 1, 18), es el principio de nuestra propia resurrección, ya desde ahora por la justificación de nuestra alma (cf. Rm 6, 4), más tarde por la vivificación de nuestro cuerpo (cf. Rm 8, 11).

6. ¿Cómo conmemoramos este día?

La gran celebración de Pascua fue en la noche del Sábado Santo. Fue la Misa de la Vigilia Pascual. Por lo tanto, las celebraciones del Domingo de Pascua -al menos en lo que concierne a la Iglesia son más restringidas.
Según el documento principal que rige las celebraciones relacionadas con la Pascua, Paschalis Solemnitatis :
97. La misa se celebrará con gran solemnidad el día de Pascua.
Es conveniente que el rito penitencial de este día tome la forma de una aspersión con agua bendecida en la Vigilia, durante la cual debe ser cantada la antífona Vidi aquam , o alguna otra canción de carácter bautismal.
Las fuentes a la entrada de la iglesia también deben ser llenadas con la misma agua.

7. ¿Cuál es el papel de del Cirio Pascual?

Paschales Solemnitatis explica:
99. El Cirio Pascual tiene su lugar propio, ya sea por el ambo o por el altar, y debe encenderse por lo menos en todas las celebraciones litúrgicas más solemnes de la temporada hasta el domingo de Pentecostés, ya sea en la misa, o en la oración de la mañana y de la tarde.
Después de la Pascua la vela debe ser guardada con honor en el baptisterio, para que en la celebración del Bautismo las velas de los bautizados puedan ser encendidas de ellos.
En la celebración de los funerales, la vela pascual debe colocarse cerca del ataúd para indicar que la muerte de un cristiano es su propia pascua.
La vela pascual no debe ser iluminada ni colocada en el santuario fuera de la época pascual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario