domingo, 12 de marzo de 2017

NUEVO ICONO DEL PERPETUO SOCORRO

Les mando el nuevo icono que el Espíritu Santo me permitió escribir de la Virgen de la Pasión, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Disculpen que les comparta una breve historia que me liga por completo a la Virgen que pinté y también a mi madre de la tierra. Apenas nací, mis padres, que vivían en Mendoza, pasaron por una situación económica difícil. ICONO DE LA VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO, PATRONA DE LA PARROQUIA DE CUADRO NACIONAL, S. RAFAEL, MENDOZA.
ICONO DE LA VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO, PATRONA DE LA PARROQUIA DE CUADRO NACIONAL, S. RAFAEL, MENDOZA, ARGENTINA.
Mi madre, que en ese entonces enseñaba catecismo en la Parroquia de San Agustín y no tenían por el momento donde vivir ya que mi padre no conseguía trabajo. Fue entonces que el párroco de dicha parroquia les ofreció que vivieran en una modesta Capilla de Ntra. Señora del Perpetuo Socorro mientras conseguían casa. Mi madre, que era muy debota de esta imagen, se encariño mucho más con ella. Cuando pasaron los años, yo entré al seminario para ser sacerdote y cuando mi obispo, Monseñor León Kruk me ordenó, me nombró primer párroco de la que fue la Parroquia del Perpetuo Socorro, en San Rafael, Mendoza. Después de cumplido 26 años de sacerdote y haber estado, como misionero en distintos lugares, volví a San Rafael y quice dedicarle a la Virgen especialmente, en agradecimiento a tantos favores recibidos en nuestra familia y como sacerdote, un icono a Ntra. Señora. Dios a veces nos da signos de su presencia. El icono me llevó mucho tiempo, lo abandonaba y lo volvía a empezar, así durante casi 4 años, hasta que por fin lo terminé precisamente el mismo día que mi madre Sara del Carmen partía para el cielo y que felizmente fue un mismo día 27 de julio,  ya que todos los 27 es el día de su advocación. Justo la noche anterior yo, sin saber, la estaba preparando, porque le dije que se prepare como una santa para ir al cielo, que se una a los dolores de Jesucristo en la cruz por sus pecados y por el mundo entero y que la Virgen del Perpetuo Socorro la cubra con su manto. Así fue…

El icono fue solemnemente bendecido e intronizado por el Obispo de S. Rafael, Monseñor Eduardo Tausig y ungido con el santo Crisma, estando presente el Rvdo. Padre Sergio Román, actual párroco y toda la comunidad de la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo  Socorro, S. Rafael, Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario