miércoles, 29 de marzo de 2017

Miércoles, marzo 29, 2017


Miércoles, marzo 29, 2017

DÍA 29 DE CUARESMA
JUAN 5:17-30
Amigos, en el Evangelio de hoy vemos a Jesús como el juez que muestra misericordia y amor. Es raro avanzar más de dos páginas en la Biblia —tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento— y no toparse con el lenguaje del juicio divino.

Pensemos en el juicio como una especie de luz, que nos revela tanto lo positivo como lo negativo. Las cosas hermosas se ven incluso más bellas cuando la luz brilla sobre ellas; las cosas desagradables lo parecen aún más cuando son iluminadas. Cuando la luz divina brilla, cuando ocurre el juicio, se desata algo así como amor verdadero.

Alguien podría evitar durante años ver al doctor, por miedo a que descubriera algo enfermo o mortal. Sin embargo, resulta mucho mejor para ti, incluso si el doctor pronuncia un duro "juicio" sobre tu condición física. Y ésta es la razón por la que juzgar es una actividad propia de un rey. No se trata de ejercer poder arbitrario, sino más bien se trata de un ejercicio de amor real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario