sábado, 25 de marzo de 2017

EN ESTADOS UNIDOS Estudiante demanda después de que la escuela lo forzó a compartir el vestuario con una chica

Estudiante demanda después de que la escuela lo forzó a compartir el vestuario con una chica

La implantación de la ideología de género en las instituciones educativas sigue alterando la vida de los estudiantes.
(LifeSiteNews/InfoCatólica) Un estudiante de secundaria y sus padres demandaron a su distrito escolar el martes en una corte federal luego de que fue expuesto involuntariamente a una compañera de clase desnuda mientras se cambiaba en un vestuario.
Un funcionario del Distrito Escolar del Área de Boyertown le pidió al estudiante «tolerancia» al tener a una niña en el vestuario de los chicos cuando respondió a su solicitud de ayuda para proteger su privacidad. De acuerdo con Alliance Defending Freedom (ADF), el funcionario también le respondió al niño en dos ocasiones que hiciese el intercambio con estudiantes del sexo opuesto «tan natural» como fuese posible.

Detalles de la demanda

La demanda reclama acoso sexual bajo la ley federal Título IX, violación del derecho fundamental a la privacidad corporal bajo la Constitución de los Estados Unidos, y violación de una ley estatal de privacidad, informó un comunicado de la ADF.
El menor, identificado como «Joel Doe» en la demanda, estaba de pie en ropa interior preparándose para ponerse la ropa de gimnasia en el vestuario masculino en octubre pasado cuando encontró inesperadamente a la estudiante desnuda.
El niño se quejó a los líderes escolares y se le informó de que a los estudiantes que subjetivamente se identifiquen como el sexo opuesto ahora se les permite elegir el vestuario que quieren usar. El cambio de política ocurrió sin ningún aviso a los estudiantes o padres.
«Ninguna escuela debe violar la privacidad personal legalmente protegida de ningún estudiante», dijo Randall Wenger, asesor principal de la Coalición. «Confiamos en que nuestros niños no serán forzados a situaciones emocionalmente vulnerables como esta cuando estén al cuidado de nuestras escuelas porque es un deber de la escuela proteger y respetar la privacidad corporal y la dignidad de todos los estudiantes. En este caso, los funcionarios escolares están claramente haciendo caso omiso de ese deber».
«Nuestras leyes y costumbres han reconocido desde hace mucho tiempo que no deberíamos tener que desnudarnos frente a personas del sexo opuesto», dijo la abogada de ADF, Kellie Fiedorek. «Pero ahora algunas escuelas están obligando a nuestros hijos a renunciar a sus derechos de privacidad, aunque en este caso, la ley de Pennsylvania requiere que las escuelas tengan instalaciones separadas en base al sexo».
Jeremy Samek, asesor senior de la Coalición, agregó: «El respeto significa proteger la privacidad personal de cada estudiante, no quitar esa protección. Es lamentable que un estudiante tenga que ir a la corte para asegurarse de que sus derechos de privacidad bien establecidos no sean dejados de lado».
La demanda también argumenta que el distrito está imponiendo la ideología de género por encima de los derechos de los estudiantes.
La política de la escuela está «fundamentada en la teoría de la identidad de género que afirma que la percepción subjetiva de su propio género debe ser más importante en todos los escenarios concebibles que el sexo, el estado biológico o anatómico como hombre o mujer».
Y afirma que aparte de violar intencionalmente los derechos de privacidad del niño, los funcionarios del distrito «intentaron hostigar y coaccionar al menor cometiendo más violaciones a su privacidad».
Informan de que funcionarios de la escuela le dijeron a la familia de Joel Doe que si se sentía incómodo desnudándose frente a estudiantes del sexo opuesto podría retirarse y ser educado en casa.
«Mi cliente está demandando no solo por sí mismo, sino por aquellos que se sienten intimidados», dijo su abogado en una conferencia de prensa. «Es una violación flagrante de parte de la escuela presionar a estos estudiantes diciéndoles que sus sentimientos no importan y que lo hagan lo más natural posible».

Antecedentes

A principios de este mes, la Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a tomar una decisión en un caso relacionado con una estudiante de sexo femenino que se identificaba como un niño y exigía acceso a las instalaciones de baño de los niños en la escuela.
El caso «Gloucester County School Board vs Gavin Grimm» había sido fijado para juicio el 28 de marzo en la Corte Suprema y era foco de atención pública por las implicaciones que tenía sobre la presión que existe para solicitar el acceso del cuarto de baño del transexual en escuelas públicas. Sin embargo, la corte remitió el caso de nuevo a la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito para su posterior examen.
La decisión fue emitida «a la luz del documento de orientación» de la administración Trump de revertir la orden del uso de baños de parte de personas transgénero del ex presidente Obama, que obligó a las escuelas a permitir que los estudiantes «transgéneros» usen baños y vestuarios de sexo opuesto.
El Distrito Escolar del área de Boyertown tiene hasta el 4 de abril para responder a la demanda de ADF-ILC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario