lunes, 13 de marzo de 2017

EN CUARESMA, ¿AYUNAMOS O FESTEJAMOS LOS DOMINGOS?

Publicado: 12 Mar 2017 16:04 PDT
Bueno...¡depende!

Según mencionamos en una de las publicaciones sobre el Miércoles de Ceniza, la temporada de Cuaresma incluye un total de 46 días, pero los seis domingos dentro de la estación no son considerados por la Iglesia días de “ayuno cuaresmal”. Esto es debido a que el domingo en general se reconoce en el calendario eclesiástico como el día que conmemora la Resurrección de Jesús.

Los domingos, a ojos de la Iglesia, son un día de “fiesta”, un día en el que celebrar la Resurrección. Por ello, incluso antes del Vaticano II, los domingos en el rito romano están exentos de los rigores del ayuno y la abstinencia.

¿Quiere decir esto que los domingos puedo atiborrarme de mis series favoritas de Netflix y ponerme tibio comiendo chocolate?

A los católicos se les ha instado siempre a asumir prácticas de penitencia adicionales durante la Cuaresma, como renunciar al chocolate o a alguna actividad favorita, o quizás hacer algún otro tipo de sacrificio, pero estas prácticas no están reguladas por la Iglesia católica. Se pide a cada persona que discierna qué sacrificio es capaz de hacer y hacerlo en consecuencia con su situación vital.

Este tipo de sacrificio es enteramente personal por naturaleza y a menudo se elige con la ayuda de un director espiritual. Una persona debe tomar también la elección deliberada de continuar o no con su práctica penitente los domingos durante la Cuaresma. En algunos casos, puede ser aconsejable continuar con la penitencia incluso en los domingos.

Por ejemplo, si una persona confía poder establecer durante la Cuaresma una disciplina contra un mal hábito específico, “tomarse un descanso” los domingos podría ser muy perjudicial para el esfuerzo ya realizado y desencadenar en una renuncia a toda la penitencia de Cuaresma. Por otro lado, si uno ha decidido prescindir del pan o de los postres y le toca ir al 50 aniversario de boda de una pareja durante un domingo de Cuaresma, podría ser un detalle bueno y festivo participar completamente en la comida de la celebración, tanto en conmemoración de la Resurrección como de la pareja casada.

Así que, de vuelta a la cuestión que nos trae, “en Cuaresma, ¿seguimos ayunando o no en los domingos?”, la respuesta apropiada sería un “depende”. No estamos obligados a ayunar en los domingos durante la Cuaresma y por lo general se nos anima a celebrar la dicha de la Resurrección, pero para nuestro beneficio personal, podría ser una buena idea extender nuestra práctica penitencial también a los domingos.

Si alguna vez te entra la duda, consulta a un sacerdote de confianza o a un director espiritual.


Fuente: Aleteia

No hay comentarios:

Publicar un comentario