sábado, 25 de marzo de 2017

El Pontífice visita la cárcel San Vittore

La cárcel principal de Milán tiene unos 900 reclusos
En la cárcel de San Vittore (Foto Osservatore © Romano)
En La Cárcel De San Vittore (Foto Osservatore © Romano)
(ZENIT – Roma, 25 Mar. 2017).- En la ciudad de Milán el santo padre Francisco visitó la cárcel de San Vittore, en donde por tres horas estuvo lejos de las telecámaras. Después de la visita a un barrio periférico de la ciudad, y del encuentro con el clero, religiosos y religiosas en el Duomo de Milán, de rezar el ángelus en la explanada que da a la plaza, llegó a la prisión de la ciudad, donde fue recibido por las autoridades locales.
En el corredor de ingreso el Papa saludó al personal de la policía penitenciaria, y después en las diversas áreas de la estructura saludó a cada uno de los detenidos, muchos de ellos de origen extranjero. A las 12:30 almorzó con unos cien detenidos, en el en tercer pabellón. Antes de transferirse en auto a la cercana ciudad de Monza, el Santo Padre decidió descansar no en el arzobispado, sino hacer una siesta en el interior de la cárcel, en la habitación del capellán.
Es la primera vez que un Pontífice ingresa en esta prisión, construido en 1879, cuenta con 779 agentes de policía y los detenidos son 893. Es una cárcel judiciaria y no penal. O sea los reclusos se encuentran en fase de juicio y la permanencia media es de 9 a 12 meses. Hay diversos sectores: el femenino, el clínico, el de jóvenes adultos, el de quien sufre dependencias, el de los peligrosos, además del de delitos comunes.
Están presentes en esta cárcel, dos sacerdotes, un diácono, diez monjas y cuatro seminaristas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario