jueves, 30 de marzo de 2017

“Downshifting”: Reducir la marcha para vivir mejor Maria Paola Daud | Mar 29, 2017



9 prácticas que puedes incorporar ya a tu vida

Una de las nuevas tendencias del vivir mejor que se está propagando cada vez más en nuestra sociedad es el downshifting, la reducción de marcha, ¿a cuál marcha se refiere? A la del consumismo sin sentido, al trabajar más para tener más dinero y poder comprar cosas que en realidad ni necesitamos ni nos hacen felices, a dejar la cultura del “compre ahora y pague después” que nos llena de deudas y nos esclaviza ya que debemos trabajar más hora para poder saldarlas, porque así perdemos lo más importante: “el tiempo”, tiempo libre de calidad para disfrutarlo con los otros, con nuestros seres queridos.

Este movimiento en realidad nació en los años 80 en EEUU y movió a un gran número de ejecutivos. Surgieron libros como el de John Drake, que llegó a ser bestseller, Vivir más, trabajar menos.

Después de darse cuenta de que su trabajo lo consumía provocándole problemas tanto emocionales como físicos, Drake decidió renunciar a su sueldo alto a cambio de más tiempo con su familia. Así mejoró su calidad de vida, redujo el estrés y las tensiones que provocaban el querer tener siempre más dinero.

¿Cómo podemos nosotros imitar esta tendencia?

No hacer horas extras solo por conseguir más dinero


Evitar tener más de una tarjeta de crédito y en lo posible no usarla, contar con lo que tenemos y tratar de pagar siempre en dinero contante.

Incorpora a tu vida las cuatro R: reducir, reutilizar, reparar y reciclar los productos.

Si se rompe un electrodoméstico no lo cambies por uno nuevo, trata de arreglarlo si tiene arreglo.

¿Necesitas realmente otros zapatos nuevos? Piensa más de dos veces antes de comprar algo, renuncia a los gastos superficiales.

Evita el auto, úsalo lo menos posible si es que lo tienes, el transporte público, sobre todo la bicicleta, es lo ideal para desplazarse, haces un bien al medio ambiente y a tu salud.

Administra tu trabajo de manera que puedas completarlo en unos 4 días.

En el momento de comprar, no dudes en comparar precios y solo compra aquello esencial y necesario. Es decir, en lo posible renuncia a gastos superficiales.

Haz ejercicio, no es necesario inscribirte en un gimnasio, una buena caminata ayuda tanto a tu salud.

¿Qué vas a ganar?

Calidad de vida

Tiempo libre para disfrutar con las personas queridas

Salud física y psíquica, menos estrés

Ahorro de dinero

Evitarás el aislamiento de la sociedad postmoderna

Y ogros a largo plazo



Y recuerda lo que dijo el filósofo Epícteto en su obra El arte de vivir: “El valor que damos al dinero, al estatus y a la competencia envenena nuestras relaciones personales. La vida feliz será imposible mientras no simplifiquemos nuestros hábitos y no moderemos nuestros deseos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario