domingo, 12 de marzo de 2017

Domingo, marzo 12, 2017



Domingo, marzo 12, 2017

DÍA 12 DE CUARESMA
MATEO 17:1-9
Amigos, el Evangelio de hoy narra la historia de la Transfiguración. Aquí Jesús glorificado representa el cumplimiento de la revelación del Antiguo Testamento, simbolizado por Moisés que representa la Ley, y Elías, que representa a los Profetas.

Observemos aquí dos de las principales divisiones. Dios entregó la Torah, la Ley, a su pueblo, para que pudiera convertirse en un pueblo sacerdotal, en una nación santa, en un pueblo escogido, con la esperanza de que luego funcionara como una especie de imán que atrajera al resto del mundo. Pero no siguieron la Ley. Desde el comienzo mismo este pueblo se distanció de sus dictados, y sus miembros se volvieron tan malos como las naciones a su alrededor.

Y luego tenemos a los Profetas. En repetidas ocasiones encontramos en la Torah el llamado a ser fieles y seguir los caminos del Señor. Los profetas constantemente se vuelven a Israel para recordarle su pecado. Es sólo posteriormente que llega Jesús, Dios y hombre. Jesús hizo lo que ningún héroe del judaísmo había logrado. Llevó a plenitud la Ley, permaneció completamente obediente a las demandas del Padre, llegando incluso a entregar su vida. De esta manera llevó a la Torah a su plenitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario