sábado, 25 de febrero de 2017

Matrimonio en crisis: 2 cosas que sí deberías hacer y 2 cosas que no

Matrimonio en crisis: 2 cosas que sí deberías hacer y 2 cosas que no


Cuando tememos perder a la persona que amamos, ese sentimiento puede llevarnos a actuar de manera irracional
sirehrampai  ABOGADOS DEL AMOR  24 FEBRERO, 2017   GUARDAR EN MI LISTA DE LECTURA
Matrimonio en crisis: 2 cosas que sí deberías hacer y 2 cosas que no

¿Han llegado en su relación a un momento de crisis en el que el fantasma de la separación aparece en el horizonte? ¿Te ha dicho que ya no siente lo mismo por ti y que necesita tiempo para pensar si quiere continuar contigo? Cuando tememos perder a la persona que amamos, ese sentimiento puede llevarnos a actuar de manera irracional, respondiendo al pánico que sentimos al pensar en quedarnos solos.

Incluso podría suceder que nos veamos metidos en una relación que debería terminar por razones graves, pero nos aferramos a ella desesperadamente. En momentos de vértigo como estos, hay dos cosas que es conveniente poner en práctica, y otras dos que llevan al desastre.


¿Qué cosas NUNCA debes hacer?

En las relaciones amorosas no hay culpables, ya que el amor es un sentimiento que involucra a dos. Aquí hay dos errores clásicos y muy destructivos, que muchos utilizan cuando la relación está en peligro.

El chantaje emocional

Comentarios clásicos como “Nadie podrá quererte como yo”, son un error. En cuestión de matrimonios, lo más importante es comprender que ambos tienen el mismo valor. Armar estrategias para restaurar tu matrimonio basadas en el chantaje, solo causará que la contraparte piense que no te das el valor que mereces, y por tanto perderás su respeto. Confía en ti y valórate.

Exagerar las muestras de cariño

Expresarle reiteradamente y sin control “te amo”, “no concibo la vida sin ti” forma parte del mismo chantaje emocional antes mencionado. No significa que no puedes demostrarle el cariño que le tienes, pero la moderación en las muestras de afecto en estos momentos es fundamental para que tu pareja no sienta que la estás presionando. Al contrario, puede sentirse que le ahogas y que quieres conseguir una respuesta inmediata al momento de crisis que ambos están viviendo. Y una respuesta inmediata puede ser mucho peor.

¿Qué cosas SÍ puedes hacer?

Hay dos estrategias muy importantes a la hora de luchar por una relación que parece al borde de la muerte.

Relajarse ante la situación

Quizás es uno de los consejos más fáciles de dar, pero más difíciles de cumplir; pero si quieres luchar por tu relación, obsesionarse es fatal, ya que inviertes energía y tiempo en una situación que quizás no mejore en el tiempo que tú esperas. Permite que las cosas sigan su curso, y abre un espacio para que tu pareja se tranquilice y vea las cosas desde otra perspectiva. Si se queda a tu lado, tiene que ser libre y voluntariamente. Es tu pareja quien tiene que tomar su propia decisión.

Ámate a ti mismo, y confía

Al lucha por tu matrimonio, debes hacerle sentir a tu pareja que en ti todavía está el hombre/mujer de la cual se enamoró, esa persona que conoció y que era alguien feliz, alegre, lleno de energía, que no eres débil. Eso podrá lograr que tu pareja sienta el impulso necesario para restaurar la relación, sobre todo si esa relación es la más importante de su vida.

Quiérete un poco más, es hora de salvar tu matrimonio, amar tu relación, amar a tu cónyuge.

Recuerda que para que el amor goce de salud, debe ser correspondido. Es necesario ser sincero y moderado al mostrar el cariño a la pareja, no sofocar a nuestro compañero, buscando que se quede a nuestro lado a toda costa, y lo principal: si eres creyente, es el momento de encomendar a Dios su obra, de amar con desprendimiento.

Adaptación de un artículo originalmente publicado por Abogados del amor 

No hay comentarios:

Publicar un comentario