martes, 31 de enero de 2017

Pedir amor sólo para darlo

Pedir amor sólo para darlo

154647_10151347302427209_277426100_n
“Oro y no dejo de orar: enséñame a amarte, Señor; María, madre nuestra, enséñame a amar y a no dejar de amar. Ya no me asusta repetirlo una y otra vez. ¿Cómo puedo amarte? No sólo arrodillándome, diciendo una y otra vez que te amo por todas las cosas buenas y agradeciéndote la existencia de todas ellas, y en especial la mía propia, sino pidiéndote que me hagas capaz de darte gracias con más humildad y más amor. ¿Para qué iba yo a pedir amor si no fuera para agradecerte más amorosamente toda tu dulce y melodiosa creación? Si pido al amor para tenerlo y disfrutar de él, lo perderé enseguida. Sólo si pido suficiente amor para poder devolvértelo (pues en mi absoluta pobreza no tengo nada que poder dar), es escuchada y llena de gracia mi oración, de formas que no desee más que estar aquí, pidiendo más amor para poder devolverlo”
Thomas Merton

No hay comentarios:

Publicar un comentario